sábado, 10 de enero de 2009

Lo que haces, no lo que dices


El señor Lerminier, el académico, diserta sobre la incapacidad intelectual del pueblo. El señor Lerminier es un bruto. Pero un bruto no es un tonto ni un indolente. Y nosotros seríamos también brutos si no reconociéramos en sus disertaciones el mismo arte, la misma inteligencia, el mismo trabajo que realizan quienes transforman la madera, la piedra o el cuero. Sólo reconociendo el trabajo del señor Lerminier, podremos reconocer la inteligencia que se manifiesta en la obra de los más humildes.
Jacques Rancière - El maestro ignorante.

No hay comentarios.: