miércoles, 25 de marzo de 2009

Premio Limonada 2009

Este blog, pensado como un espacio proto-educativo donde me propongo dejar crónicas de implementaciones y hablar de distancias lingüística, cultural, tecnológica y narrativa entre las prácticas, los discursos y los objetos que interactúan en el sistema educativo; ha sido nominado por Luis Alberto Melograno, creador del blog ¡A pelear se ha dicho!, para el Premio Limonada 2009.

Conocí el blog de Alberto mientras cursaba mi diplomatura y recuerdo haberlo puesto como ejemplo de qué significa enfrentarse con dificultades (Beto hizo el blog para dejar testimonio de su lucha contra un cáncer de colon) y de qué forma en la implementación pueden hacerse mediar las herramientas de la Web 2.0.

Aceptar la nominación requiere nominar a otros cinco blogs, cosa que hice y voy a tratar de fundamentar el porqué:

1.- http://andamiada.blogspot.com/

Andamiada es uno de los blogs de Gabriela Sellart. Trabajo con ella desde hace algo más de dos años. Nos vemos pocas veces, la mayor parte de nuestra interacción es virtual. Es el mejor ejemplo que conozco de reconversión estratégica. Una docente que, tras muchos años de experiencia como tal, un día descubrió las TICs e hizo de ese cambio el eje más importante de su actividad, tanto en su práctica docente como en su propia formación profesional.

2.- http://www.apunteseideas.com

Apuntes e ideas, es un blog de Quique Quagliano. Dice él mismo acerca de su trabajo: Buscamos correr la mirada desde las nuevas tecnologías, tan en boga en la educación hoy, hacia las tecnologías en general, como un intento de recuperar el carácter social y el pensamiento crítico que deberían acompañar a los avances tecnológicos.
Mi nominación para él tiene que ver con esta última parte. Desde que lo conozco he percibido siempre que realmente está muy atento a lo que pueda hacer para recuperar el carácter social y el pensamiento crítico que deberían acompañar a todos los procesos educativos.


3.- http://www.veraicona.blogspot.com/

Verónica Pena es una profe de la generación de recambio a la mía. Me gusta ella. Tiene suficiente paño como para hacer que en su mirada se intersecten la literatura y las artes marciales. Lo que expresa y lo que centra. Una particularísima interpretación de los dos aspectos centrales de la educación, el lenguaje y la disciplina, lo que abraza y lo que sostiene. Aunque escribe varios blogs, elegí Vera Icona (la verdadera Verónica?) porque algunos de los relatos que ha dejado allí me resultan particularmente regocijantes. Mullidamente, como dice ella.


4.- http://veramarina.blogspot.com

Estoy en deuda con Vera Rex, aunque ella ni se lo imagina. En el perfil de su blog -Veramarina- escribe: Soy adicta al mate, curiosa, irreverente, creativa, impaciente, digo la verdad en forma compulsiva. Hablo demasiado. Cuando leí eso, (sobre todo por las dos últimas afirmaciones!) lo primero que me pasó fue pensar: ¡Está hablando de mí!... esto hizo que pusiera atención en lo que escribía en su blog... Cosa que aumentó mi atención, porque, reflejando casi los mismos intereses que los míos, escribe con muchísima más frescura!.
Con estas puertas abiertas, caminé hasta tropezar con un post suyo sobre Daniel Pennac y conocí el libro Mal de escuela, que vino a encajarse en mi vida y desencadenar cosas como si nos hubiésemos estado esperando.
Nominar a Vera, pues, tiene que ver con devolver algo de eso.


5.- http://tizasycompus.wordpress.com/

Diana Laura Caffaratti, explica de su blog: Tizas y Blogs es parte de la experiencia de aula taller que estamos realizando entre colegas del Instituto Divino Salvador para la implementación de las TICs. En realidad este espacio es sólo uno de los muchos que ha generado y mantiene esta hacedora correntina. Yo tengo alguna experiencia en esto de trabajar por difundir el uso de las tecnologías como mediadoras de la educación, en la Argentina Profunda. Sé de lo que se trata. Esto no hace más que acentuar el mérito de Diana ¿Cómo no incluírla en esta lista selecta?

domingo, 22 de marzo de 2009

Nunca lo conseguiré


[...] (La gramática me toca las narices más aún que las mates, señor!) Y así sucesivamente: lo, la lengua inglesa que no se dejaba aprehender; lo, la tecnología que le hartaba como todo lo demás (diez años más tarde le comería el tarro y otros diez años más tarde aún se le atragantaba); lo, los resultados que todos los adultos aguardaban de él en vano; en resumen, lo, todos los aspectos de su escolaridad.

De ahí la aparición del eso, de eso importa un bledo (eso se lo pasa por el forro, pasa de eso, podían meterse eso donde les cupiera, sólo para probar la resistencia de los oídos docentes. Una veintena de años más tarde y eso me toca los cojones acabaría añadiéndose a la lista).

Eso, la constatación diaria de su fracaso.
Eso, la opinión que tienen de él los adultos.
Eso, el sentimiento de humillación que él prefiere convertir en odio a los profesores y en desprecio por los buenos alumnos...

De ahí su negativa a intentar comprender el enorme ello que no sirve para nada, ese permanente deseo de estar en otra parte, de hacer otra cosa, no importa dónde por lo demás y no importa qué cosa.

Su escrupulosa disección de aquel lo reveló a aquellos alumnos la imagen que de sí mismos se hacían: unas nulidades descarriadas en un universo absurdo, y preferían que aquello les importara un huevo, puesto que no vean en ello porvenir alguno.

-Ni en sueños, señor!

No future.

Lo o el porvenir inaccesible.

Sólo que al no ver para tí futuro alguno, tampoco te instalas en el presente. Estás sentado, pues, en tu silla, aunque en otra parte, prisionero del limbo de la lamentación, durante un tiempo que no pasa, una especie de perpetuidad, y harías pagar a cualquiera, y muy cara, esa sensación de tortura. [...]

De Mal de Escuela / Daniel Pennac. Editorial Mondadori. Barcelona 2008.

Fuente de la imagen FlickrCC

domingo, 15 de marzo de 2009

Sólo nosotros podemos...

A todos los que hoy imputan la constitución de bandas sólo al fenómeno de las banlieues, les digo: tenéis razón, sí, el paro, sí, la concentración de los excluídos, sí, las agrupaciones étnicas, sí, la tiranía de las marcas, la familia monoparental, sí, el desarrollo de una economía paralela y los chanchullos de todo tipo, sí, sí, sí... pero guardémonos mucho de subestimar lo único sobre lo que podemos actuar personalmente y que además data de la noche de los tiempos pedagógicos: la soledad y la vergüenza del alumno que no comprende, perdido en un mundo donde todos los demás comprenden.

Sólo nosotros podemos sacarlo de aquella cárcel, estemos o no formados para ello.

Los profesores que me salvaron -y que hicieron de mí un profesor- no estaban formados para hacerlo. No se preocuparon de los orígenes de mi incapacidad escolar. No perdieron el tiempo buscando sus causas ni tampoco sermoneándome. Eran adultos enfrentados a adolescentes en peligro. Se dijeron que era urgente. Se zambulleron. No lograron atraparme. Se zambulleron de nuevo, día tras día, más y más... Y acabaron sacándome de allí. Y a muchos otros conmigo. Literalmente nos pescaron. Les debemos la vida.

De Mal de Escuela / Daniel Pennac. Editorial Mondadori. Barcelona 2008. Gracias a Veramarina

viernes, 6 de marzo de 2009

Escuela y creatividad

¿Para qué estamos educando?
  • Toda la educación es una larga preparación para la educación universitaria.
  • A medida que se avanza en el nivel la educación se empieza a pensar el cuerpo de la cintura para arriba.
  • Los profesores universitarios piensan su cuerpo como un sistema para transportar la cabeza.
  • ...





Gracias Pablo Scarfo por los enlaces!